Once Upon a Time in Seville (1)

Hace unos meses mi hermano Dani me dijo la gran imaginacion que teniamos cuando eramos pequeños y jugabamos juntos. tambien hace poco Pili me dijo que las historias que nos inventabamos cuando eramos pequeños darian para escribir un libro.
De esas ideas voy a hacer unas entradas con el animo de que toda la historia de los Autobots y los Decepticons quede para la posteridad.

Mas alla de jugar lo que realmente llegamos a construir fue un universo paralelo mucho más rico que cualquier cosa que puedas imaginar ahora, pero claro eramos niños y los niños ya se sabe, no?

Lo primero de todo era que los protagonistas de nuestras aventuras eran dos hermanos Optimus y Rodimust.
En torno a ellos se desarrollaba la historia, bastante friki, la verdad.
Había dos bandos definidos, los Autobots que eran los "buenos" y los Decepticons que eran los malos. Los Decepticons tenian sus motivos para ser malos, no solo el tipico de querer conquistar el mundo, a su forma de ver ellos querian la Paz pero estaban los Autobots que estaban locos de atar los que evitaban esa paz.
Eran robots que al ser derrotados por los Autobots explotaban, su clamor de guerra era el "Wa Wi Wa" y su jefe, Megatron, no era completamente robot sino un Cyborg, mitad humano mitad Robot.
El Listo era el cientifico loco personal humano y sobreinteligentisimo de Megatron (llevaba gafas), el cual a su muletilla "Rufiiina" añadia la de "Mi ultimo Invento, jefe". Logicamente acababan siendo derrotados por los "buenos" pero algunas veces con la ayuda de El Borracho, otro Decepticon que era un robot borracho que arruinaba los planes de El Listo.
Siempre que el Listo tenía un plan para vencer a los Autobots aparecía el borracho y tocaba un boton que no debia provocando la autodestruccion de la base o directamente se entremetía entre los Decepticon ocasionando que estos, en su afan por vencer a los Autobots se volvieran unos contra otros y alli acababa la batalla.
Otro humano que estaba a disposicion de Megatron era Camufla, el cual era el espia perfecto por excelencia. Llevaba una capa y un sombrero de ala ancha que se convertian en la ropa y la mascara de quien él quisiera, pero lo mejor de todo era su habilidad sobrehumana de imitar culaquier voz. Lo unico que debia hacer era camuflarse en cualquier Autobots y desvelar los planes a los Decpticons para que atacaran.
Entre ese ejercito de Decepticons, andaban por alli los Bazooka (Bazooka 1, Bazooka 2, etc...) los cuales disparaban con sus brazos de Bazookas.

Asi pues los Decepticon ganaban todas las batallas que se libraban entre ambos bandos pero la batalla que al final decidia todo la ganaban los Autobots, excepto la batalla contra la Pandilla Demoniaca, la cual hizo que se unieran Autobots y Decepticons.

Los Autobots por su parte eran todos una gran familia "feliz", se les unian amigos los cuales estaban igual o más locos que ellos.
Esta Gran Familia la desvelaré en otra entrada.
Asi que de momento esto será todo.

Por cierto supongo que los nombres que aparecen en la entrada os sonaran, pero es que eramos seguidores de la serie de los Transformers, y claro los nombres salian de allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario